ABOGACÍA

Tejas tiene su sede en el extremo este de Houston, Texas. Nuestro distrito, el Distrito 29 del Congreso de Texas, rodea el Canal de Navegación de Houston, el puerto internacional más activo del país y alberga el complejo de refinerías petroquímicas más grande del hemisferio occidental. Debido a la falta de seguridad dentro de las instalaciones industriales a lo largo del canal de navegación, las comunidades de Houston han estado sujetas a décadas de contaminación tóxica incontenible. Como resultado, Houston ocupa el primer lugar en la nación en cuanto a mercurio, formaldehído, benceno y 1-3 butadieno y una serie de otras sustancias químicas tóxicas en el aire. Texas ocupa el primer lugar en la nación en cuanto a emisiones de dióxido de carbono, sustancias químicas cancerígenas que se liberan al aire, sustancias químicas tóxicas que se liberan al agua, desechos peligrosos generados y mucha más contaminación indocumentada. Estos químicos altamente tóxicos causan enfermedades que van desde el asma hasta el cáncer y la infertilidad. Un estudio de la Universidad de Texas reveló que los niños que viven en un radio de dos millas del Houston Ship Channel tienen un 56% más de posibilidades de desarrollar leucemia que los niños que viven fuera de un radio de 10 millas. A pesar de ganancias récord, contaminación récord, enfermedades récord y minutos de distancia del centro médico más grande del mundo, el Distrito 29 del Congreso de Texas tiene más niños sin seguro médico que cualquier distrito del país.

Independientemente de estas disparidades, el Canal de Navegación de Houston está programado para una expansión drástica para 2014. El oleoducto Keystone XL recibió la "luz verde" y la construcción del tramo sur se completó en enero de 2014. Esto establecerá una línea directa desde el Alberta Tar Sands a Houston y otras refinerías de la Costa del Golfo, aportando 11 veces más azufre, 11 veces más níquel y 5 veces más plomo. Esto significará un futuro devastador, caliente, contaminado y enfermo para Houston y el planeta, uno que el climatólogo jefe James Hansen de la NASA declara como " Fin del juego " para nuestro clima.